Últimos comentarios
RSS
Últ. Comentarios
Lunes 26 Jun 2017




Experimento con huevos de trucha común en el coto deportivo Río Aragón Imprimir E-mail
Actividades de la Sociedad
Escrito por Administrador WEB   
Sábado, 31 de Enero de 2015 00:28

p1040517El siguiente informe analiza los trabajos realizados por la S.D.P. LOS MAYENCOS (Gestor del coto) en colaboración y supervisión de los Agentes para la Protección de la Naturaleza del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón de la zona de la Jacetania. Dicho trabajo se realiza en el coto deportivo “Río Aragón” y tiene el carácter de trabajo experimental basado en la obtención, fecundación y vigilancia del desarrollo de huevos de trucha común, obtenidos por un lado ejemplares adultos de trucha común, mediante pesca eléctrica, del propio Coto Deportivo “Río Aragón” y por otra parte mediante la donación de huevos embrionados procedentes de la piscifactoría Planduviar de Broto.

El experimento se divide en tres partes, la primera se centra en la colocación de huevos fecundados en cajas incubadoras Jordan-Scotty directamente en la aguas del río Aragón, en zonas de los cotos río Aragón. La segunda en la fecundación y colocación de parte de los huevos obtenidos mediante pesca eléctrica en un circuito cerrado con agua procedente del río Aragón. La tercera en la colocación de huevos embrionados procedentes de la piscifactoría de Planduviar de Broto.

1º- Experimento:

Tras recibir autorización por parte de la dirección de Medio Natural para llevar a cabo dicho experimento, la S.D.P. Los Mayencos, realiza la compra e importación de cajas incubadoras tipo Jordan-Scotty procedentes de Canadá, con capacidad para la colocación de 4.000 huevos. Recibida la maquinaria necesaria para lograr obtener ejemplares adultos de trucha común en el período de freza del río Aragón, se fijan las fechas del 6-10 de diciembre de 2013 como óptimas para la realización del experimento.

p1040513 p1040511

Los resultados obtenidos en dos jornadas arrojan los siguientes valores:
-Día 6/12/2013, se logra la captura de 25 ejemplares 13 machos y 12 hembras. Todos los machos de diferente tamaño contienen esperma, pero en el caso de las hembras obtenidas; también de diferente tamaño, ninguna proporciona huevos.
-Día 9/12/2013, en esta ocasión se capturan 50 ejemplares, 26 machos y 24 hembras. De nuevo todos los machos contienen esperma y en el caso de las hembras solamente 1 de las 24 es madura y obtenemos unos 400 huevos de un ejemplar de 30 cm.

p1040508 pict0026
pict0033 pict0037

En el mismo lugar de la obtención de ejemplares se realiza la fecundación de los huevos obtenidos con esperma procedente de tres ejemplares cuyo fenotipo parece estar más próximo al de la trucha mediterránea y sin manifestaciones externas de hibridación. De los 400 huevos, 300 se colocan en las cajas incubadoras Jordan-Scotty el día 9/12/2013, directamente en un punto seleccionado del río Aragón, en la zona de la pasarela de Abay, en la desembocadura del barranco Castetillo.

p1080644 p1080661

Resultados:
Los 300 huevos procedentes de ejemplares de trucha común obtenidos mediante pesca eléctrica y colocados en cajas incubadoras Jordan-Scotty se revisan semanalmente, en el punto donde se colocan, la zona de la pasarela de Abay. Se evita mover las cajas hasta que en los huevos se ve claramente el ojo del embrión, dato que obtenemos paralelamente del segundo experimento, de los huevos en circuito cerrado y también controlando la suma de los grados de temperatura del agua del río que son de media entre 5º y 7ºC. Durante el proceso por un lado aparecen huevos sin fecundar, de aspecto blanquecino a los que hay que sumar los fallos propios de malformaciones genéticas.

El valor que arrojan los datos finales obtenidos en este experimento, es de un 40% de fallos, asimismo puede considerarse un 60% de éxito. Las cajas se retiran finalmente el día 30/03/2014, superados con creces los 420º C. necesarios como mínimo para la eclosión.

2º- Experimento:

De los 400 huevos obtenidos mediante la pesca eléctrica, se apartan 100 huevos para colocarlos en un circuito cerrado de agua corriente, en un depósito diseñado con el objetivo de evitar movimientos y revisar el desarrollo embrionario de los mismos. También con el objetivo de realizar el control de temperatura y valores del ph del agua, renovando la misma cuando los valores se apartaran de la obtenida insitu del río Aragón. Este experimento se inicia el 9/12/2013.

p1040750 p1040748

Resultados:
Los 100 huevos colocados en un circuito cerrado el 9/12/2013, son mantenidos con agua del río Aragón y están colocados bajo cubierto, con un sistema de bombeo eléctrico para mantener la recirculación del agua. El rozamiento del agua en la bomba eléctrica sumado al hecho de estar en colocados en interior, eleva la temperatura del agua de forma mantenida a 10º - 11ºC. A los 30 días aparece el ojo del embrión, cuando se llevan sumados unos 330ºC aproximadamente. Finalmente el día 39 comienza la eclosión de los primeros huevos, cuando se llevan sumados unos 420ºC aproximadamente. El proceso de eclosión se prolonga durante 8 días. A continuación se realiza el recuento de los fallos habidos y son un total de 9 huevos infecundos y de aspecto blanquecino y hay que sumar 4 malformaciones genéticas.

p1040848 pict0071

El valor que arroja este experimento es de un 13% de fallo o lo que es lo mismo, un 87% de éxito.

3º- Experimento:

En febrero de 2014, se recibe la donación de 554 huevos embrionados de trucha común de genética mediterránea, procedentes de la piscifactoría de Planduviar en Broto. Se colocan en las cajas incubadoras Jordan-Scotty en otro punto seleccionado del río Aragón, en un recodo de la zona conocida como las Batiellas. Las cajas se colocan sujetas mediante sirgas y piedras para evitar que alguna crecida pueda arrastrarlas.

pict0049 pict0050

Resultados:
Cuando se abren las cajas no queda ningún alevín en la cámara o hueco que las cajas incubadoras disponen para ello. Así que del experimento paralelo que se realiza en la piscifactoría de Planduviar, es de donde se obtienen los datos de efectividad de este sistema. En la piscifactoría se dejan cajas para 1,000 huevos embrionados y cuando eclosionan los alevines con su vesícula vitelina todavía, abandonan la cámara interna y se sitúan en las proximidades de la misma.

El valor que arroja este resultado es el más alto, debido a que la selección de huevos con fallos en el proceso de fecundación ya ha sido realizada. Los errores o fallos producidos son un 7% aproximadamente de esta fase final, los comunes por fallo genético, representado en malformaciones, etc… Se puede fijar para este sistema un éxito del 93%.

Conclusiones

Los experimentos realizados nos llevan a adoptar las siguientes conclusiones:

Primero, se descartan nuevas realizaciones del primer experimento, el de obtener ejemplares adultos mediante pesca eléctrica para la extracción de los huevos in situ. Resulta muy costoso en tiempo y esfuerzo la obtención de huevos, a la vez que dañino, por someter a las truchas a un estrés excesivo, en un período tan delicado como lo es el de la freza.

Segundo, consideramos por los resultados obtenidos, que lo mas óptimo es la colocación de huevos embrionados provenientes de la piscifactoría de Planduviar, en las cajas incubadoras Jordan-Scotty, directamente en el coto deportivo “Río Aragón”. De esa manera, primero se fomenta el incremento de ejemplares de trucha común mediterránea seleccionada genéticamente, que con el paso de los años se equilibrará el grado de hibridación que actualmente manifiestan fenotípicamente algunos ejemplares de trucha común de la cuenca del Aragón. Y segundo los alevines que salen con éxito de las cajas Jordan-Scotty pueden realizar su desarrollo biológico directamente en su medio natural el río, desde el primer momento tras la eclosión.

imgp4063 imgp4112

También queremos aprovechar la oportunidad para felicitar a la Dirección General de Conservación del Medio Natural por el buen criterio establecido con el desarrollo de alevines de trucha común de genética mediterránea y la consiguiente suelta en el río Aragón y en los tamaños que lo hace actualmente, cuando el alevín todavía no supera el año de edad. Este proceso ayuda a consolidar las poblaciones existentes de trucha común, ya que debido a causas naturales en algunos casos, como son las riadas cada vez son más frecuentes durante los periodos de puesta e incubación (de diciembre a marzo), malogran las puestas naturales invirtiendo año tras año la pirámide poblacional natural, y que sin esta ayuda creemos que habría una clara regresión a lo largo de los años en la población de trucha común del río Aragón y de sus afluentes. También creemos que con estas sueltas se invertirá el grado de hibridación de la población de trucha común en un futuro próximo. Por ello consideramos vital la continuidad de este excelente trabajo que se realiza actualmente.

Por todo ello queremos hacer llegar nuestras más sinceras felicitaciones tanto a la dirección establecida en la persona de D. Pablo Munilla y de D. Alberto Fernández-Arias, así como al equipo que desarrolla este trabajo titánico en la piscifactoría de Planduviar.

 

Lo sentimos, pero debido al aumento de SPAM solo los usuarios registrados están autorizados a añadir comentarios.


Banner